Propiedad en Nueva York | The MetLife Building | Nueva York, NY | Tishman Speyer

Inmuebles

Propiedades / Norteamérica / NY, NJ, CT, MA / Nueva York

NUESTRA PLATAFORMA EN FUNCIONAMIENTO

La adquisición del MetLife Building demostró no solo un profundo conocimiento del valor intrínseco de la propiedad, sino también de la maximización posterior de ese valor.

200 Park Avenue
Nueva York, Nueva York 10166

UN ANÁLISIS MÁS DETALLADO DE : The MetLife Building

Cuando Tishman Speyer adquirió el MetLife Building en 2005, aprovechamos nuestra experiencia en todos los aspectos del sector inmobiliario, incluyendo la adquisición, promoción y gestión de la propiedad, para identificar las ineficiencias operativas que podrían generar un ahorro considerable. También identificamos formas de mejorar la experiencia del inquilino y del visitante para impulsar los índices de arrendamiento y crear otras oportunidades de generar ingresos.

LA PROPIEDAD

El MetLife Building de 200 Park Avenue es un edificio de clase A con 59 plantas y de primera categoría, que cuenta con unos 288.000 metros cuadrados de espacio para alquilar y un aparcamiento con 252 plazas. Alzándose 246 metros en el panorama urbano, el edificio se encuentra en el centro de Park Avenue, en el corazón del centro de Manhattan. Situado en una parcela de 14.000 metros cuadrados sobre plataformas de ferrocarril, el edificio linda con Grand Central Terminal al sur, ofreciendo acceso directo a uno de los centros de transporte más grandes e importantes de la ciudad de Nueva York. Más de 250.000 personas que se dirigen al trabajo, visitantes e inquilinos pasan por el edificio cada día.

NUESTRO PAPEL

Tishman Speyer reemplazó muchos de los servicios existentes del edificio por alternativas más económicas. Nos cambiamos a una empresa interna para proporcionar a los inquilinos los servicios de limpieza; garantizamos contratos regionales de ingeniería, mantenimiento y servicios de seguridad; y blindamos contratos reducidos de seguros y suministros públicos. El resultado: una reducción general de los costes operativos.
Desde una perspectiva de arrendamiento, nuestro equipo negoció nuevos arrendamientos de oficina con alquileres significativamente más altos para los contratos de arrendamiento que vencían. Nuestra empresa también maximizó estratégicamente el alquiler en las zonas comerciales, recolocando las tiendas de categoría superior en los locales por los que se podrían cobrar los mayores alquileres.

Trabajando con Moed de Armas & Shannon Architects, Tishman Speyer también inició un agresivo plan de rehabilitación para transformar las entradas de edificios, locales comerciales y restaurantes así como los espacios al aire libre para crear un espacio comercial adicional y ayudar a colocar el MetLife Building como uno de los edificios de oficinas más importantes de Manhattan.

EL RESULTADO

Tishman Speyer recolocó el centro de visitantes y los tornos de seguridad desde la calle a la planta del vestíbulo y abrió de nuevo las entradas únicas del viaducto del edificio al público para llegada y recogida en taxi y coche. La accesibilidad y la parada de taxi cómodamente ubicada crearon un valioso servicio para los inquilinos de la oficina y nuevo tránsito peatonal para los locales comerciales. También restauramos y restablecimos la entrada de Vanderbilt Avenue a su diseño y tamaño originales, incluyendo la ampliación de la entrada y recreando su triple altura y las vistas al viaducto superior. Elevamos el techo de la galería de Vanderbilt Avenue e instalamos nueva iluminación para recuperar la prominencia de la entrada de Vanderbilt. Tishman Speyer también instaló nuevos escaparates de cristal y bronce en la 45th Street, junto con nueva señalización e iluminación exterior mejorada, creando un paisaje urbano atrayente y vibrante.

Debido a su proximidad a la Grand Central Terminal, el MetLife Building es un edificio de alto perfil con puntos sensibles de seguridad. La propiedad cuenta con un sistema de seguridad de vanguardia y dispone de un experimentado equipo de seguridad con la formación necesaria para garantizar la seguridad de los 14.000 inquilinos y 250.000 visitantes diarios del edificio.
Tishman Speyer mantiene una excelente relación con la New York Metropolitan Transportation Authority y se comunica regularmente con el MTA acerca de la seguridad, operaciones compartidas, eventos comunitarios y emergencias.

Resumen

Al llevar a cabo una agresiva iniciativa de rehabilitación, Tishman Speyer mejoró el Metlife Building para situarlo entre los espacios de oficinas más codiciados de Manhattan, lo que en última instancia genera valor futuro gracias a los alquileres más elevados de las oficinas y los locales comerciales a medida que los arrendamientos se renuevan.

La adquisición del MetLife Building demostró no solo un profundo conocimiento del valor intrínseco de la propiedad, sino también de la maximización posterior de ese valor.