Propiedad en Nueva York | Rockefeller Center | Nueva York, NY | Tishman Speyer

Inmuebles

Propiedades / Norteamérica / NY, NJ, CT, MA / Nueva York

NUESTRA PLATAFORMA EN FUNCIONAMIENTO

Tishman Speyer resucitó, transformó y restauró un símbolo del siglo XX, convirtiéndolo en un próspero icono del siglo XXI, rentable y sostenible.

Rockefeller Plaza
Nueva York, Nueva York 10112

UN ANÁLISIS MÁS DETALLADO DE : Rockefeller Center

Tishman Speyer revitalizó la trayectoria de una de las propiedades comerciales más reconocidas del mundo a través de hábiles estrategias de inversión, gestión, rediseño y renovación.

LA PROPIEDAD

Definiendo el centro de Manhattan, Rockefeller Center ocupa seis manzanas cuadradas entre Fifth Avenue y Avenue of the Americas, desde la calle 48th a la 51st. Los diez edificios Art Decó del centro cuentan con una superficie total de unos 817.546 metros cuadrados (761.804 metros cuadrados de espacio de oficinas y 55.742 metros cuadrados de locales comerciales). Esto incluye el Radio City Music Hall, la casa de subastas Christie's, la pista de patinaje de fama mundial, 100 tiendas, 40 restaurantes y los estudios de retransmisión de la NBC. Es un auténtico icono norteamericano conocido en todo el mundo.

NUESTRO PAPEL

A mediados de la década de 1990, el Rockefeller Center, debido a una gestión ineficaz y al deterioro de los mercados inmobiliarios, cayó en bancarrota. Al considerar estas dificultades como una gran oportunidad, Tishman Speyer encabezó una asociación con cuatro inversores destacados para adquirir el centro en 1996, y de inmediato asumió la plena responsabilidad de la gestión y explotación del complejo. Nunca más habrá una oportunidad de obtener un activo emblemático de esta magnitud y de devolverle su gloria original. Inmediatamente, nos embarcamos en un programa de rehabilitación ambicioso para renovar y revitalizar el Centro. En abril de 2001, junto con uno de nuestros socios de inversión desde hace años, Tishman Speyer compró su parte a nuestros socios originales, creando una estructura de capital que sigue vigente hoy en día.

Los aspectos fundamentales del Centro: ubicación, distribución, arquitectura y concepto estético, son magníficos e irreemplazables. Sin embargo, en el momento en que Tishman Speyer tomó el control, el estado de la propiedad no cumplía los estándares para edificios comerciales de categoría mundial y no podía atraer a inquilinos que pagasen una prima por sus oficinas y locales comerciales. Utilizamos su plataforma operativa como promotor y gestor integrado verticalmente para crear valor.

EL RESULTADO

Tishman Speyer desarrolló un plan maestro para el rediseño del Centro que abordaba todos los aspectos del complejo, incluyendo el arrendamiento de oficinas y locales comerciales, las eficiencias operativas y los gastos de capital.

La ejecución del plan comenzó con la renovación del espacio de oficinas del Centro según los estándares más altos del mercado. Por ejemplo, estamos en el proceso de sustitución de todas las cabinas de los ascensores por nuevos ascensores de vanguardia de alta velocidad. Ya hemos renovado el sistema de seguridad del Centro por completo e implementado nuevas características tales como tornos electrónicos y sistemas eléctrico y de CVAA renovados en las plantas de oficinas.

Junto con las mejoras de las oficinas, Tishman Speyer ha trabajado en colaboración con el New York City Landmarks Commission and Planning Department para rediseñar y ampliar los escaparates de los locales comerciales con el fin de crear espacios comerciales atractivos y muy deseables para los inquilinos, al tiempo que se mantiene y mejora la arquitectura original del edificio a un nivel acorde con un destino comercial de renombre mundial.

La rehabilitación del plan comercial del Rockefeller Center, terminada a principios de 2000, creó un animado ambiente comercial dentro del complejo, que mejora la experiencia de compras para los turistas y añade un conjunto de servicios sin precedentes para los inquilinos de las oficinas. Las principales áreas públicas de la planta de la explanada fueron completamente renovadas con piedra importada, escaparates de bronce personalizados y nuevos suelos de terrazo de mármol. La renovación tuvo como resultado nuevos alquileres de clientes comerciales de alto nivel como Anthropologie, Banana Republic, Coach, Michael Kors y J. Crew. Como complemento de la zona comercial del Centro, Tishman Speyer renovó las zonas al aire libre de Rockefeller Plaza. Esta renovación tuvo la intención de crear una sensación de centro comercial urbano y se utilizó basalto azul por importe de más de 10 millones de dólares estadounidenses. El resultado final fue una renovación de estilo clásico con detalles y materiales de construcción contemporáneos.

En noviembre de 2005, Tishman Speyer, después de un largo esfuerzo de rehabilitación, volvió a abrir la plataforma de observación de 30 Rockefeller Plaza, que había estado fuera de servicio desde 1986. La plataforma de observación Top of the Rock fue un proyecto de construcción de 75 millones de dólares estadounidenses y 5.109 metros cuadrados repartidos en seis plantas, con componentes comerciales y de medios de comunicación en el vestíbulo y la entreplanta del edificio. Actualmente, Top of the Rock es un negocio añadido para la propiedad. Se erige como el mayor logro de la rehabilitación del Centro y recibe a más de 2 millones de visitantes de todo el mundo cada año.

Rockefeller Center ha sido devuelto a su legítima posición y sirve como un centro de comercio, cultura y comunidad. Alberga a muchas de las compañías más excepcionales del mundo y acoge eventos durante todo el año: instalaciones públicas de arte, conciertos y espectáculos en el Radio City Music Hall, eventos privados en los espacios interiores y exteriores, emisión de programas de televisión diarios en vivo y el árbol de Navidad más famoso del mundo.

Como gerente in situ, Tishman Speyer busca continuamente la manera de mejorar la rentabilidad y eficiencia operativa del Centro. Recientemente, nos embarcamos en una iniciativa de tres partes para hacer más ecológica la propiedad.
En primer lugar, se inició un programa de mejora de las ventanas originales de 1933 de todo el complejo, reemplazándolas por ventanas de alto rendimiento, con cristal y metales de aislamiento térmico, con el fin de mejorar la eficiencia energética y reducir los ruidos exteriores.
En segundo lugar, la granja de paneles solares de propiedad privada más grande del mundo*, con 341 paneles, se instaló en la parte superior de 45 Rockefeller Plaza, y ahora alimenta anualmente las luces LCD del árbol de Navidad, además de otras zonas del complejo. Los paneles reducen el consumo de energía del suministro público en un 5% durante los picos de consumo.
En tercer lugar, se instalaron grandes congeladores en los muelles de carga del complejo para utilizar hielo, en lugar de electricidad, para enfriar el reactor que suministra el aire acondicionado a los edificios. Como consecuencia, el uso de electricidad durante los picos de uso de refrigeración en verano se redujo significativamente, generando un significativo ahorro de costes.

Resumen

Como resultado de los 12 años de propiedad y rehabilitación de este bello y emblemático centro por parte de Tishman Speyer, Rockefeller Center ha sido meticulosamente conservado como tesoro arquitectónico. Al mismo tiempo, la mejora integral de los servicios del complejo ha vuelto a establecer la propiedad como un centro de oficinas de primer clase y centro comercial de categoría mundial. Con la visión y la ejecución de una gestión superior, un símbolo del siglo XX ha sido resucitado y transformado en un próspero icono de vida urbana del siglo XXI, rentable y sostenible, donde gente de todo el mundo se congrega para hacer negocios, participar en actividades recreativas y abrazar la cultura.

Tishman Speyer resucitó, transformó y restauró un símbolo del siglo XX, convirtiéndolo en un próspero icono del siglo XXI, rentable y sostenible.