MesseTurm | Propiedades | Tishman Speyer

Inmuebles

Propiedades

NUESTRA PLATAFORMA EN FUNCIONAMIENTO

Tishman Speyer adoptó diseños galardonados y los hizo todavía mejores: los miembros del equipo redujeron drásticamente los costes de capital y mejoraron la eficiencia de uno de los edificios más altos de Europa.

41. OG Friedrich-Ebert-Anlage 49
Fráncfort del Meno 60327
Alemania

UN ANÁLISIS MÁS DETALLADO DE : MesseTurm

En 1985, la compañía organizadora de ferias de muestras Messe Fráncfort celebró un concurso de diseño para crear una nueva torre de oficinas (en alemán: turm) que fuera el buque insignia del complejo de congresos y exposiciones del recinto ferial de la ciudad de Fráncfort, Alemania.

LA PROPIEDAD

La firma de arquitectura de Murphy/Jahn ganó el proyecto con su diseño de un rascacielos de 70 plantas y 69.700 metros cuadrados, y Messe Fráncfort recurrió a Tishman Speyer para construir el proyecto.

NUESTRO PAPEL

Tras un cuidadoso estudio de los aspectos técnicos del edificio, Tishman Speyer descubrió que se podrían obtener importantes ahorros de costes de capital así como mejoras de la eficiencia si se volvían a diseñar el núcleo, la estructura y los sistemas de seguridad, mecánico, eléctrico y de ascensores del edificio. Se desarrolló un programa de construcción rápida que permitiría la primera ocupación y la finalización en un tiempo récord de 27 meses.

EL RESULTADO

En MesseTurm, Tishman Speyer creó unas instalaciones de oficinas de categoría mundial y un edificio de referencia para la ciudad de Fráncfort. Inquilinos de alto perfil, como Goldman Sachs, Deutsche Bundesbank y Credit Suisse First Boston entre otros, fueron atraídos para ocupar los 61.700 metros cuadrados de espacio para alquilar de oficinas que ofrece el edificio. Tras su finalización, el edificio de 257 metros de altura se convirtió en el más alto de Europa y estableció un nuevo estándar de calidad para todas las construcciones comerciales posteriores en la ciudad.

Resumen

Tishman Speyer demostró su facilidad, liderazgo y pericia en el sector inmobiliario global al mejorar la eficiencia y recortar los costes de un proyecto de arquitectura galardonado.

Tishman Speyer adoptó diseños galardonados y los hizo todavía mejores: los miembros del equipo redujeron drásticamente los costes de capital y mejoraron la eficiencia de uno de los edificios más altos de Europa.

Tishman Speyer vendió MesseTurm en enero de 2002.