Cultura | Personal | La compañía | Tishman Speyer

La compañía

Un entorno que cultiva la excelencia.
Construido sobre los cimientos del respeto y la confianza.

Nuestra compañía no es única gracias a nuestras propiedades o logros empresariales solamente. También lo es gracias a nuestros empleados, que utilizan su inteligencia, innovación y espíritu emprendedor para ayudar a Tishman Speyer a lograr la excelencia a diario. Les apoyamos fomentando una cultura que promueva la confianza, la integridad y el respeto en nuestras prácticas y relaciones empresariales.


Meritocracia

En Tishman Speyer hemos creado un entorno laboral que recompensa a las personas que son ejemplo de las cualidades que guían nuestros logros empresariales y profesionales en todo el mundo. Estas incluyen la creatividad, el impulso para innovar, una sólida comunicación, el compromiso de aumentar las contribuciones a la firma, las habilidades de liderazgo probadas, la capacidad de priorizar y realizar varias tareas a la vez, el trabajo en equipo y el espíritu emprendedor.

Desarrollo del personal

Reconocer, desarrollar y recompensar el rendimiento es primordial para nuestro éxito. Como parte de nuestro proceso de evaluación del rendimiento, los directores y empleados colaboran para desarrollar metas empresariales y planes de acción para alcanzarlas. Cuando surgen oportunidades, intentamos promoverlas desde dentro. También identificamos oportunidades de desarrollo personal y la disponibilidad de recursos de formación como formadores, coaches y nuestro programa de asistencia de formación para apoyar y fomentar el desarrollo individual.

Política de puerta abierta

Alentamos a los empleados a exponer sus ideas y sugerencias respecto a las operaciones, las instalaciones de trabajo, los procedimientos, la atención a nuestros clientes y, en general, cualquier asunto relacionado con el trabajo. Los empleados pueden hablar libremente con los miembros de la directiva, y los ejecutivos se reúnen regularmente con los empleados para mantener debates abiertos.

Ética

Las actividades de la empresa, que se realizan con integridad y honestidad, cumplen todas las leyes aplicables de una manera que excluye las consideraciones de beneficios o enriquecimiento personales. Todos nuestros empleados aceptan la responsabilidad profesional de sus decisiones y acciones individuales, son modelos de conducta ética, ejercen una buena ciudadanía y se esfuerzan al máximo para defender los más altos estándares éticos en toda la organización.

Diversidad

El empleo y las decisiones relacionadas con asuntos de empleo se basan en las capacidades y cualificaciones personales sin discriminación por raza, color, edad, sexo, orientación sexual, estado civil, antigüedad, nacionalidad, incapacidad, religión o cualquier otro rasgo protegido según dicta la ley.