El objetivo de Tishman Speyer consiste en establecer relaciones duraderas con inquilinos y agentes en todos los mercados en los que operamos. Este tipo de relación consultiva comienza con un profundo conocimiento de las necesidades de los inquilinos y sus agentes.

Nuestros profesionales internos líderes conocen los mercados y a los inquilinos de infinidad de maneras que resulta imposible para las organizaciones que subcontratan esta función crítica. En cada uno de nuestros mercados, nuestros equipos de alquiler sobre el terreno hablan con los inquilinos, sus agentes, agentes de alquiler e incluso con otros operadores inmobiliarios, recopilando conocimiento del mercado en tiempo real para desarrollar previsiones a largo plazo que resultan sumamente útiles, tanto para nosotros como para nuestros socios.

Las necesidades de los inquilinos varían en los diferentes mercados, como lo hacen las de los agentes y además, estas necesidades van cambiando con el paso del tiempo. Como estamos presentes en diferentes lugares del mundo, podemos realizar un seguimiento de las pautas de cada mercado individual, lo que mejora nuestro conocimiento de las fuerzas que impulsan la ecuación de valor en esos mercados. Este conocimiento nos permite no solo generar mayor valor en las propiedades que poseemos por todo el mundo, sino que también podemos evaluar con precisión y garantizar nuevas inversiones.

Combinado con el programa de Promoción Corporativa Global de Tishman Speyer, que saca el máximo provecho de las relaciones a largo plazo con inquilinos multinacionales que están ampliando sus operaciones en todo el mundo, los esfuerzos de nuestro equipo de alquileres han generado nuevas fuentes de inversión que incluyen transacciones fuera del mercado y varias transacciones de promoción y rehabilitación.