Desde nuestra creación, Tishman Speyer se ha comprometido firmemente con la promoción y operación de edificios que ofrezcan un valor duradero, tanto a los ocupantes como a comunidades locales de todo el mundo. Un componente clave de nuestro éxito consiste en nuestro enfoque de sostenibilidad: creemos que las buenas prácticas medioambientales son un buen negocio. Las iniciativas centradas en la conservación de energía, reducción del consumo de agua, desviación de desechos y operaciones eficientes ayudan a reducir nuestro impacto medioambiental al tiempo que atraen a inquilinos de alta calidad y reducen los costes operativos.

Si desea obtener más información sobre nuestro enfoque de sostenibilidad totalmente integrado, haga clic aquí.